Primaria

Las escuelas Waldorf animan a los niños y niñas a florecer y encontrar éxito y satisfacción en la vida.

En un entorno no competitivo, creando un clima de colaboración, se motiva a los niños para que den lo mejor de sí mismos, valorando el esfuerzo individual, respetando su proceso evolutivo y atendiendo a sus necesidades de acuerdo al momento madurativo en que se encuentran.

El currículo Waldorf cumple con el currículo oficial, se imparten todos los conocimientos básicos sobre el lenguaje y las matemáticas, las ciencias sociales y naturales; la educación artística y la música; los idiomas y la educación ambiental y se complementa con otras disciplinas adicionales que enriquecen la formación del niño/a.

 

Sólo podemos llegar a comprender aquello que previamente hemos amado.

Goethe

La jornada escolar comienza con las materias intelectivas, cuando los niños están más despiertos; tras el almuerzo y el tiempo de recreo, llega el turno de las materias artísticas, el final de la jornada se destina a las materias manuales y artesanales.

Todos los aprendizajes conceptuales son presentados de manera artística y creativa para estimular la motivación y el interés del niño. En el currículo Waldorf lo artístico está presente en cada momento y en cada tarea, no sólo en las asignaturas artísticas.

 

El plan de estudios se basa en un equilibrio integrado de contenido artístico, práctico e intelectual.

El mismo maestro acompaña el grupo clase durante todos los años de Primaria.

Los niños y niñas elaboran sus propios materiales y cuadernos con color, dibujos propios, estimulando así su creatividad artística y la responsabilidad de la tarea bien hecha. Estos cuadernos son auténticos “libros de textos” que reflejan la búsqueda de la información pertinente y su proceso de aprendizaje, por medio de dibujos y resúmenes. Son una síntesis del material trabajado en clase. No se llevan libros de texto.

El alumnado no está expuesto a pruebas o exámenes, son los docentes quienes evalúan su proceso de aprendizaje mediante el análisis y la observación del día a día en el aula. En un informe final de curso se recoge la evolución del niño/a en todos los ámbitos: intelectual, emocional, y artístico.

La música forma parte de la vida escolar Infantil: cantar juntos, tocar la flauta, formar parte de la orquesta, la teoría musical y los conciertos, forman parte del currículum y enriquecen la vida social de la escuela.

Impartimos dos lenguas extranjeras, inglés y francés y su enseñanza comienza en primero de Primaria.

Las muestras pedagógicas. Al finalizar el trimestre, los niños y niñas muestran a sus padres y madres con pequeñas representaciones una muestra de lo que han aprendido en ese trimestre, a través del teatro, la recitación o la música. Los festivales trimestrales son un momento de encuentro para toda la comunidad educativa.

En la actualidad en Zaragoza hay seis cursos de Primaria, hasta los doce años.

Recibir al niño con respeto, educarlo con amor, dejarlo ir en Libertad.

Rudolf Steiner